Averatto

Haciendo critica social me perfume de valiente, creyeron que era disidente y no era más que natural..

jueves, 14 de julio de 2011

Regresa...!

Es difícil renunciar a lo que uno ama, no es como el trabajo o los simples gustos, sin duda son decisiones complicadas, pero que al final son sacrificios que puedes tolerar, renunciar a lo que se ama conlleva a desconectar las ilusiones, matar al espíritu y apaciguar el alma lentamente a su final. Curiosamente los sentimientos siempre se equivocan, por evitar decir que no somos capaces de dominar las emociones, estas a su vez son controladas por un entorno en el que paralelamente subsistimos, diariamente convivimos y escasamente presumimos comprender, girando en la ruleta de la impetuosidad y la trampa que ferozmente nos aleja de la verdad, acudimos al refugio de las emociones y los sentimientos que aun no han podido ser comprados, que día a día resisten la intervención del sistema corporación-nación que intempestivamente parece liquidarnos como seres, para convertirnos en burdos humanos. Son esos campos sagrados que mantienen al grado de humanidad intacto en cada uno de nosotros. Cuando las circunstancias te obligan a olvidar lo amado es simple decir; sufro para avanzar, me aferro para sufrir, pero cuando la renuncia no es obligada si no más bien una expresión de dignidad, de principios ,de responsabilidad y de ganas por que las cosas mejoren, comienza el dilema de nuestra existencia, ¿aceptar o rechazar? no es tan simple la elección con lleva a decidir conformarte y vivir o extralimitarte y soñar, cuando los sueños son vilmente maniatados por manos sucias llenas de mentiras, de odio y desprecio, es imposible atreverse a volar con ellos, es un insulto, es la sensación intensa de "estar de más" viviendo el sueño propio al antojo de alguien más, simplemente es imposible, decir adiós es grandeza y carácter ejemplar, pero también es una renuncia en este caso de nuestras mas profundas y sinceras ilusiones, prefiramos que nuestra fuente de ilusión fuese brutalmente erosionada del planeta antes que verla regodeando en un ambiente hostil y absolutamente blasfemo para lo que era nuestra idea de felicidad conjunta, paradojicamente la problemática tiene una frase que mata toda complicidad inmersa en la cuestión; "sin ella viviste, sin ella vivirás", sencillo ¿no? quizá habrá que buscar al nuevo alimento del espíritu y encontrar lo que dará cuerpo al alma, como si esto fuese algo sencillo, como una reparación y una refacción. Lo más cierto de todos estos burdos planteamientos son furia y decisión, furia hacia quienes osadamente toman sin prejuicio alguno nuestros sueños, nuestras ilusiones y nuestras esperanzas, para convertirlo en todo menos en lo que su esencia reclama, decisión para manifestarse en contra de lo que sucede y darle a nuestro sueño el giro de pertenencia propia y la colaboración necesaria para recuperar su verdadera esencia, que ruede el sueño para alegrar y llenar espacios, no para enriquecer y almacenar billetes, que guste y entretenga porque con eso soñamos quienes pretendemos practicar lo que proclama la felicidad de países enteros, que ilusione y erosione los malos pensamientos, que borré para siempre los hilos que buscan desesperadamente el mal camino, la trampa la mano negra, pero sobretodo que nos vuelva a enamorar con cada toque, con cada movimiento, con cada suspiro hasta el último aliento, antes de poder gritar el tan ansiado GOL sincero...Eso parcamente ofrecemos tus amantes, ¿que puedes tu darnos de vuelta deporte de la pelota?


Vedci...

lunes, 4 de julio de 2011

No bajo tus argumentos...

Me parece incomprensible que existan personas que argumentan apoyar a la estrategia federal, como se nota que no les ha tocado sufrir las atrocidades de una política inhumana y poco sensible a las verdaderas necesidades de una población desorientada, sumergida en el caótico discurso y dominada por el poder televisivo, no es justa tal variación entre las clases sociales, simplemente me parece inadmisible que el vaso lleno en la mesa, cambie sus expectativas, su parecer, sus necesidades como personas, y sobre todo su consciencia. Quizá habitas una agradable burbuja alejada del lúgubre ambiente social en cada uno de los territorios de esta nación, probablemente argumentes carecer de la necesidad de coadyuvarte, al eludir los padecimientos clásicos de la contaminación que sufre una sociedad intelectualmente podrida, más no te exime de tu responsabilidad social con tu entorno y mucho menos de lo que representa el territorio que actualmente habitas. Deja de comportarte como un esclavo egoísta, besando y lustrando la bota de quienes llenan tu vaso, pero constantemente vapulean las mesas de todos aquellos que somo iguales a ti, con un orgullo no intacto pero aun existente, con unas manos sombrías pero no cansadas de hipócritas "saludos", pero sobretodo con una consciencia social, sin un antagonismo vació basado en patrañas, preferimos soñar y caminar bajo la nube incesante, que conformarnos con mirar de vez en cuando por la ventana radiante, la felicidad a cuentagotas, pendiendo del hilo de la mentira y la maldad que hundidos tienen a quienes te cuesta tanto aceptar.