Averatto

Haciendo critica social me perfume de valiente, creyeron que era disidente y no era más que natural..

miércoles, 14 de septiembre de 2011

201

Un año más de nuestra llamada y celebrada "Independencia" y no voy a polemizar con los pormenores y la serie de espejismos y cortinas de humo en relación a este si importante suceso y también sobre valuado acto histórico. Ubicándonos en el entorno actual, 201 y 101 años después de nuestra independencia y cambio social representativo, sean todos bienvenidos a México, una nación grande, una nación orgullosa un territorio maravilloso lleno de variedades y un pluriculturalismo envidiable y excepcional, ese México que ha llenado libros de su tremenda grandeza y legado internacional, ese México hoy ha sido mancillado, parece no existir más, algunos incluso podrían decir, que nos lo han robado. No se vale señalar errores y constantemente criticar la realidad a diario sin atreverse a sumar un poco al menos para individualmente respirar y sentirse un poco mejor, por el simple hecho de habitar y ser parte de esta nación sea cual sea su actual estado y complicado provenir pienso que somos todos culpables, culpables por la indiferencia hacia los problemas, responsables si bien de no crearlos si de mantenerlos con vida y alimentarlos con cada paso y cada latido en beneficio de su constante y maléfica existencia. Hemos perdido la paz social, la tranquilidad en cada una de las avenidas de la nación, la osadía de sentirse seguro ahora no es más que eso, una sencilla y lejana utopía; Pero más grave que todo eso hemos perdido la tranquilidad y la confianza propia aquella que resulta indispensable para poder dar ese paso constante que de la misma manera impulse nuestro andar y alimente nuestro espíritu. Obviamente existe una diferencia una ignominiosa necesidad de aclarar que hay de culpables a culpables y es tan sencillo de esclarecer como tan fácil de comprender una escala de 0 a 10, aquellos con responsabilidades directas con y para la sociedad, son sin duda los más culpables. La cuestión actual radica en hasta cuando seremos capaces de realmente mostrarnos inconformes, hasta cuando realmente vamos a permanecer desunidos remando para nuestro cauce abandonándonos constantemente, cuando comenzaremos a involucrarnos como pueblo y menos como habitantes del mismo, será que jamás dejaremos ese individualismo histórico... No cabe duda que la actual es una realidad adversa, quizá de las peores que ha aquejado a esta nación a lo largo de su historia, más sin embargo poseemos las armas necesarias para por lo menos sacudirnos un poco esta situación, ya es hora de enajenarnos con lo mismo y envolvernos en la rutina que a nuestros enemigos les conviene, intentemos desentendernos un poco sin que esto se entienda a una renuncia a lo que nos mantiene con vida, y con eso me refiero a la tarea individual obligatoria que presupone una economía de mercado como la nuestra, aunque eso sea té de otras muchas hojas. Quizá el sacudirnos un poco de la maraña de mentiras institucionalizadas que pretenden transmitirnos tranquilidad, y lo único que emiten es osadía y una terrible bofetada a nuestra inteligencia, aprovechemos los días de asueto para replantear lo que realmente deseamos de nuestro entorno y que podemos hacer todos juntos para que ese deseo pueda ir tomando forma. Por último quisiera creer que dar la espalda a quién generalizadamente como población pensamos que esta haciendo las cosas muy mal, es un inicio creo que ha llegado el momento de arrebatarnos el miedo, nosotros sabemos como y porque viven las organizaciones y los turbios negocios que al salir mal, estallan en consecuencias violentas en las calles de nuestro entorno, no se trata de uno o dos grupos o "bandas" esto es una complicidad de más de uno, comenzando por aquellos a quienes debemos mostrar desapruebo esta madrugada conmemorativa, hagamos algo lo más mínimo, personalmente no me jacto de brindar toda una gama de soluciones y de despejados caminos hacia un mejor presente, ya ni nombremos futuro, pero aquellos que estamos hartos del miedo y de como cada una de las cosas salen mal en este maravilloso país, hagamos un grito que revoque en nuestra conciencia tomemos aire para seguir adelante con ese corazón y agallas que cada uno de los conformantes de este grupo posee y hagamos un silencio reflexivo, este año vamos a dar un grito interno, reservemos la energía para seguir como siempre, hacia adelante día con día.


VEDCI

No hay comentarios:

Publicar un comentario